Tip 1

Desde luego la manera más fácil o sencilla de limpiar nuestras cortinas es con un paño húmedo o seco. Debes retirar bien las acumulaciones de polvo que se forman en ciertos lugares dependiendo de qué tipo de cortina tengas. También puedes utilizar el plumero para remover algunas partículas que se posan sobre ellas.

Tip 2

Si tus cortinas son de madera, hay muchos productos en el mercado, como ceras, destinados para tal fin. Lo que debes hacer es limpiar primero la superficie con un paño seco y luego si aplicar el producto de tu preferencia para eliminar la suciedad y que queden impecables.

Tip 3

Si tus cortinas son de PVC o plástico, con una sencilla mezcla de agua y jabón debe bastar. Aplica esta mezcla sobre tu cortina y retírala con un paño húmedo, esto te ayudará a remover la suciedad y además desinfectar la superficie.

Tip 4

Si tus cortinas son de aluminio es muy fácil. Lo primero que debes hacer es retirar el polvo bien sea con un plumero o un paño seco, luego debes limpiarlas con un trapo humedecido en alcohol y listo.

Tip 5

Otra manera de limpiar tus cortinas, es mediante una aspiradora, bien sea de mano o de conexión, puedes utilizarla haciendo uso de los distintos accesorios de limpieza que estas traen, como por ejemplo el cepillo, empleando una potencia de succión baja para no afectar el tejido o la fibra. Asegurarte de llegar bien a todos los lugares, sobre todo a esos donde más se esconde el polvo.

Tip 6

Si tienes cortinas, como por ejemplo las enrollables en screen o poliéster, puedes hacer una mezcla suave y ligera de agua y un jabón líquido de limpieza, aplicarla con un paño sobre toda la superficie de tu cortina y posteriormente retirarla delicadamente con otro paño humedecido en agua, luego debes dejar secar entre 1 a 2 horas dependiendo del material.

Tip 7

Por último y no menos importante, recuerda que, si la afectación a tu cortina es más profunda, como por ejemplo una mancha, hongos o simplemente una cantidad mayor de suciedad, debes acudir con un profesional experto en lavados de las cortinas que adapten el tipo de lavado ideal para cada tipo de cortina o persiana.

Finalmente recuerda que:

  • No debes usar detergentes abrasivos, porque pueden alterar las fibras o el color de las cortinas.
  • No debes aplicar agua caliente sobre tus cortinas y debes evitar el uso de la lavadora o cualquier tipo de máquinas secadoras.
  • No debes aplicar mucha presión sobre la tela o las fibras de las cortinas, ni frotar fuertemente con ningún utensilio o herramienta de aseo ya que esto puede ocasionar que la fibra se desgaste, se deshilache o se rompa.
  • No debes desmontar tus cortinas, ni hacerles secado en tendederos, esto puede afectar el tejido y dejar marcas.

Si quieres saber mas tips de limpieza a un clic te podemos asesorar.

Si estas interesado en nuestra asesoría gratis contáctanos aquí! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.